La Junta de Castilla y León, a través de Iberaval, ha puesto en marcha una línea de ayudas para bonificar préstamos a los negocios ubicados en zonas afectadas por los incendios, que podrán obtener financiación en condiciones preferentes: a coste cero y hasta 7 años de amortización, 2 de ellos de carencia.

Medio: El Español