Gracias al apoyo de Aválam, los dueños de la óptica Luper, que abrieron su primer establecimiento en 2019, pudieron superar la crisis provocada por la pandemia y expandir su negocio de forma firme y segura.

Medio: La Verdad