La Fundación Jesús Abandonado apuesta por la digitalización de sus servicios con la renovación de sus equipos en diferentes áreas, como en el Centro de Empleo y Formación (CEF), lo que permitirá a sus alumnos adquirir y desarrollar sus competencias digitales, potenciando su propia autonomía personal. Esta medida ha sido posible gracias a la donación que la fundación ha recibido recientemente de Aválam.

Medio: Murcia Diario