Fuente: http://www.atlantico.net

Para que una persona pueda levantar un negocio necesita una idea, pero también financiación. A la hora de acceder a una línea de crédito, un requisito fundamental es disponer de avales que respondan en caso de impago.

Para dar mayores facilidades a los pequeños empresarios de Vigo y provincia y Ourense, las consellerías de Economía y Facenda firmaron un convenio con la Sociedad de Garantías Recíprocas (Sogarpo). La Xunta compromete en virtud de este acuerdo una liquidez de 1,4 millones de euros para promover la actividad empresarial y la creación de empleo.

«Lo que buscamos es acercar los instrumentos apropiados a las pymes y autónomos para sus necesidades financieras y que puedan responder a sus planes de negocios», explicó el conselleiro de Economía, Francisco Conde, al tiempo que subrayó que «el reto es facilitarles el incremento del tamaño para que puedan hacer frente a los nuevos modelos productivos».

El conselleiro de Facenda, Valeriano Martínez, incidió en la necesidad de aprovechar la mejora en las finanzas públicas para «tratar de financiar y acercar los recursos suficientes a las empresas gallegas, para que se consolide y se asiente la recuperación económica?. En este sentido, apuntó como clave del acuerdo el foco que ponen en las pequeñas y medianas empresas, como base de la economía gallega.

Este convenio se encuadra en el paquete «Galicia 1.000», gracias a lo que ya se han puesto en marcha más de 2.000 proyectos en Galicia, según datos de la consellería de Economía, que movilizaron 400 millones de euros entre 2014 y 2015 busca, en definitiva, acercar financiación adaptada al tamaño, a las necesidades concretas y a la situación de cada empresa, y está centrado especialmente en las pymes.

Fuente: http://www.atlantico.net