La Sociedad de Garantía Sogarpo, que opera fundamentalmente en las provincias de Pontevedra y Ourense, facilitó avales a pymes, autónomos y emprendedores, para que pudieran solicitar préstamos y créditos, por valor de 15,7 millones de euros en 2014, con un crecimiento del 19% frente a lo formalizado en el ejercicio anterior. La sociedad presentó estos datos ayer en su junta general que se celebró en Vigo.

Estas operaciones se canalizaron a través de 709 avales (con una variación del 25% frente a 2013). En el ejercicio anterior, se habían formalizado, por parte de esta sociedad de garantía, un total de 13 millones de euros en 569 expedientes.

Respecto a plazos de devolución, la mayoría, seis de cada diez pymes que acuden a una sociedad de garantía recíproca como Sogarpo (intermediarias entre pymes y entidades de crédito), afrontan la amortización de sus préstamos o créditos en un plazo superior a los ocho años. Y en el 92% de los casos, el periodo de devolución establecido se sitúa por encima de los tres años. Desde Sogarpo explica que «precisamente la longitud de los plazos es una de las ventajas competitivas que aportan las sociedades de garantía recíproca frente a los canales tradicionales, algo que incide en que las cuotas mensuales sean más asumibles por las empresas».

El importe medio avalado en 2014 fue, en dos de cada tres operaciones respaldadas, inferior a los 66.000 euros.

El número de operaciones vigentes que acumulaba Sogarpo al finalizar el pasado año eran 3.282.

Los socios partícipes (pequeñas y medianas empresas que acceden a financiación a través de la sociedad de garantía recíproca) eran, a fecha del pasado 31 de diciembre, 6.825. Mientras, el número de socios protectores se situaba ya en 26.

En lo que se refiere al tamaño de las empresas, el 75% de los avales han tenido como destino micropymes (compañías con entre uno y diez trabajadores).

Tanto Sogarpo como las 19 sociedades restantes que operan en España se encuentran inmersas en un ambicioso Plan Estratégico. Desde la sociedad del sur de Galicia precisaton que se busca «dar mayor protagonismo a un sistema de garantías que persigue crear las condiciones necesarias para convertir proyectos empresariales viables en realidades tangibles facilitando financiación».
Ese Plan Estratégico de la Confederación Española de Sociedades de Garantía pretende que el número de empresas respaldadas se incremente en 25.000 nuevas pymes en este año y en el próximo, así como un crecimiento del 50% del riesgo formalizado, hasta alcanzar 1.400 millones de euros.

En total, estas sociedades mantienen un riesgo vivo (importe prestado pendiente de devolución) de 4.350 millones de euros en 116.000 operaciones de financiación en toda España, lo que permite mantener 650.000 empleos. n