Fuente: http://www.elcomercio.es

Por primera vez, las tres cámaras de comercio de la región -Gijón, Oviedo y Avilés-, la Sociedad de Garantía Recíproca de Asturias (Asturgar) y SabadellHerrero han aunado esfuerzos para facilitar la financiación de los emprendedores, micro pymes y autónomos del Principado. A partir de este mismo lunes, SabadellHerrero pondrá a su disposición líneas de crédito por importe de 150 millones de euros -se ofertarán 50 millones desde cada cámara-, a un tipo de interés máximo del 2,75% y con el aval de Asturgar.

De este modo, estos colectivos accederán a financiación de hasta el 100% de la inversión de empresas en crecimiento, con un plazo máximo de 7 años y la posibilidad de hasta dos años de carencia. Además, también se ofrecerá un préstamo de inicio. O lo que es lo mismo, la financiación a medio plazo de la inversión inicial necesaria para ejercer la actividad profesional, también hasta el 100% y con un plazo máximo de 5 años y la posibilidad de otro más de carencia. Los préstamos no tendrán límite económico.

«Creo que así cerramos una semana histórica para el mundo de la empresa en Asturias», dijo el director general de SabadellHerrero, Pablo Junceda, refiriéndose en parte al fórum organizado por EL COMERCIO y el banco, el pasado miércoles, en el que se puso de manifiesto la necesidad de que las empresas de la región ganen tamaño. «Creemos que el crecimiento empresarial es clave, pero también queremos apoyar a a los emprendedores que quieren lanzarse a este mundo impresionante», explicó. Por esa razón, el lunes «220 empleados y directivos llevarán el banco a las empresas, con un dispositivo que permite que se les apruebe la financiación en su propia casa».

«Nos juntamos las tres patas: la que ofrece financiación, la que aporta garantías y la que tiene la capacidad de llegar a los emprendedores», añadió la directora del Instituto de Desarrollo Económico del Principado de Asturias (Eva Pando), en representación de Asturgar. «En 2015, destinamos 3,5 millones de euros a este colectivo. Duplicamos la cifra de 2014 y, este año, nos gustaría duplicar la del anterior», afirmó.

El presidente de la Cámara de Comercio de Gijón, Félix Baragaño, insistió en que estos organismos mantienen «una preocupación permanente por ser capaces de dar mejores servicios». De este modo, sirven a empresas que «de otro modo lo tendrían mucho más difícil a la hora de encontrar financiación», aseveró el vicepresidente de la cámara avilesina, Luis Noguera.

La mayoría de los proyectos que se frustran, completó el presidente de la cámara de Oviedo, Fernando Fernández-Kelly, lo hacen por falta de financiación o de conocimiento a la hora de desarrollarlos. De ahí la importancia de que los créditos vayan acompañados de la apertura de un canal de información y asesoramiento.

¿Podrían ser convenios como éste un primer paso de cara a la fusión de las cámaras? «Nuestra colaboración es permanente. Lo principal es dar un buen servicio a las empresas asturianas e ir caminando con un mismo objetivo común. La colaboración entre nosotros está siendo muy buena», contestó Fernández-Kelly.

Fuente: http://www.elcomercio.es