Objetivo a largo plazo: aumentar el tamaño de las pymes españolas

//Objetivo a largo plazo: aumentar el tamaño de las pymes españolas

El Gobierno quiere que las pequeñas y medianas empresas crezcan. Quiere empresas más grandes y para ello cambiará algunas medidas fiscales que limitan aumentar el tamaño empresarial. Así lo recoge en su estudio «Informe sobre crecimiento empresarial», que esta misma semana ha presentado el ministro de Economía, Luis de Guindos en el Congreso de los Diputados. El documento apunta a la necesidad de contar con compañías más grandes, dado que el tamaño medio empresarial en España es menor a los principales países de la UE como Gran Bretaña, Francia e Italia, y sostiene que el tejido empresarial está notablemente «sesgado a favor de las microempresas».

 

Según la publicación, estas empresas, las principales empleadoras de la economía española, presentan dificultades por su reducida dimensión a la hora de acometer proyectos de internacionalización y de contar con capacidad inversora. Para Economía, si el tamaño fuese mayor mejoraría la productividad y el crecimiento potencial de la economía española. Esto es, si la estructura empresarial en España fuera equivalente a la de la media de la UE, el PIB podría aumentar cerca de un 3,5%. Con el objetivo de aumentar su tamaño, el Ministerio propone revisar las regulaciones vinculadas al tamaño, la mejora del clima de negocios y el refuerzo de la unidad de mercado.

 

En este sentido, plantea la eliminación de umbrales o la sustitución del mismo vinculado a tamaño o a facturación. Esto supone cambiar las medidas fiscales. Ahora se rige por 10, 50 y 250 empleados y por 10, 6 y 2 millones en el caso de la facturación. En cuanto al clima de negocios, la facilidad o dificultad para abrir o cerrar una empresa o las condiciones para el desarrollo de su actividad, se traduce en capacidad de adaptar el tamaño y la propia existencia de la compañía a las condiciones de demanda o la evolución tecnológica. En España, existe una percepción generalizada negativa sobre el clima de negocio. Para Economía, la flexibilidad permitiría la reasignación de recursos hacia las empresas de productividad más elevada, lo que se traduce en un mayor potencial de crecimiento del conjunto de la economía. Asimismo, considera que la reducción de las cargas administrativas estimula el crecimiento económico.

 

Respecto a la unidad de mercado, el informe apunta a que la fragmentación del mercado socava la capacidad de las empresas de aprovechar economías de escala, de crecer y ser más productivas. La unidad de mercado alude a la ausencia de restricciones, barreras o trabas a la circulación de productos y a la prestación de servicios en el territorio nacional. Y son fundamentales, para fomentar la creación, crecimiento, productividad y competitividad.

Informe completo

2017-07-28T13:17:11+00:00