El Gobierno de Navarra, a través de la sociedad pública Sodena, va a cubrir hasta el 25 % de los avales que las sociedades de garantía recíproca Elkargi y Sonagar otorguen a pymes, empresas y personal autónomo, para lo que va a comprometer un apoyo de hasta 36 millones de euros.

Este «reaval autonómico» ha sido calificado en conferencia de prensa como «histórico» por el vicepresidente de Desarrollo Económico, Manu Ayerdi, que ha suscrito hoy sendos convenios de colaboración con Elkargi y Sonagar, las SGR de mayor implantación en Navarra.

 

A través de los acuerdos, Sodena compromete un apoyo de hasta 36 millones, si bien el impacto económico estimado (inversión efectiva por parte del empresariado) superará los 200 millones.

El «reaval» está orientado preferentemente a la garantía de la financiación de pymes de hasta 250 trabajadores para importes de hasta un millón de euros y estará focalizado en nuevas empresas, procesos de internacionalización y microcréditos, según recogen los convenios.

El respaldo de Sodena no está orientado tanto a la cobertura del riesgo de impagos a las SGR, sino que permitirá ampliar los criterios de análisis de riesgo de Elkargi o Sonagar.

El vicepresidente ha afirmado que estos convenios constituyen la «gran apuesta» de 2016 en el marco de las acciones que se están desarrollando con estas sociedades para ofrecer a las pymes un mejor acceso a la financiación tanto de inversiones como de circulante.

Ayerdi, que ha calificado este acuerdo como «innovador» en Navarra, ha destacado que la gran empresa «tiene todo el dinero del mundo, tiene una facilidad de acceso al crédito enorme, descomunal, y además a precios, condiciones y garantías nunca conocidas. Tanto es así que yo creo que a algunos hasta nos empieza a preocupar esta situación y hasta qué punto estemos otra vez incubando alguna situación difícil del mercado financiero».

Sin embargo, ha apuntado, sigue habiendo un colectivo de empresas, que son las pequeñas y los autónomos, «que siguen teniendo dificultades en el acceso a la financiación, que lo siguen teniendo complicado, y no porque sus productos no sean buenos», sino porque «al final la banca tiene más facilidad para concentrarse en las grandes empresas y las grandes operaciones».

Por su parte, el director general de Elkargi, Marco Pineda, ha calificado de «hito histórico» este acuerdo ya que, «gracias a la implicación del Gobierno navarro y una estrecha colaboración público-privada, las empresas de la Comunidad Foral verán resueltas sus necesidades de inversión y circulante en las mejores condiciones del mercado, lo que redundará en el impulso de la actividad empresarial navarra».

Elkargi, creada en 1980, cuenta con más de 11.500 pymes socias, fundamentalmente del País Vasco y Navarra. Desde su constitución ha otorgado avales por valor de más de 5.500 millones de euros.

En representación de Sonagar, Santiago Cámara ha valorado «muy positivamente» la firma de este acuerdo, que es el primero de este tipo en los 35 años de historia de la entidad, que en ese periodo de tiempo ha firmado avales por valor de 700 millones de euros, correspondientes a 13.000 operaciones, lo que supone una media de 367 al año.

Cámara ha aseverado que el apoyo del Gobierno de Navarra les permitirá «dormir más tranquilos», porque «el riesgo existe» en el sector de la concesión de avales a empresas.