El papel que tienen las sociedades de garantía (SGR) en la facilidad de financiación a las pymes españolas es cada vez más relevante. En el último ejercicio formalizaron avales por valor de 1.200 millones, un 8 por ciento más que en 2016, con una cuantía media por operación de unos 90.000 euros y un plazo de devolución de seis años, según datos facilitados por la patronal Cesgar. Las SGR ayudan a las pequeñas y medianas compañías a obtener el aval necesario para conseguir préstamos bancarios y, además, a menor coste.

Fuente: https://cincodias.elpais.com