El 99% del tejido empresarial español está constituido por pequeñas y medianas empresas (pymes) con menos de 250 asalariados y, en muchos casos, son micropymes que cuentan con menos de diez trabajadores. Constituyen uno de los grandes motores para que España vuelva a generar empleo y salir de la grave crisis económica que ha asolado muchos territorios en la última década. Pero para que las pequeñas y medianas empresas creen puestos de trabajo es necesario habilitar mecanismos de acceso al crédito, clave para restaurar una situación de liquidez e incentivar la inversión. Las sociedades de garantía son un instrumento cada vez más visible y necesario para solventar las trabas para que tanto pymes como autónomos y emprendedores puedan volver a acceder a préstamos. A través de su aval, las pequeñas empresas logran financiación.

Para llegar a un mayor número de empresarios, las sociedades de garantía (SGR) participan en acuerdos con entidades y administraciones que facilitan el acceso a grandes partidas destinadas a pymes. Uno de los últimos convenios, en el que CESGAR participará ente aglutinador de la veintena de SGR españolas, es el firmado con el Ministerio de Industria, Energía y Turismo que permitirá a cerca de 20.000 pequeñas y medianas empresas contar con 2.000 millones de euros en 2016 y 2017, gracias al respaldo de Europa.

El acuerdo se realiza en el marco de los programas Cosme y Horizonte 2020, de la Unión Europea, y en él participará también el Fondo Europeo de Inversiones (FEI) y CERSA, laCompañía Española de Reafianzamiento adscrita a la Dirección General de Industria y la Pequeña y Mediana Empresa.

Las palabras vertidas por el presidente de Cesgar, José Rolando Álvarez, y por el responsable de Cersa, el director general de Industria y de la Pyme, Víctor Audera, este convenio es muy ambicioso y supone la «acción de mayor importancia del FEI en España» en la vinculación histórica existente.

Los fondos se dirigirán a compañías viables con dificultades de acceso a financiación bancaria por falta de garantías. Para las empresas de carácter innovador, se ha reservado un línea específica de 300 millones de euros que contará con un apoyo adicional por parte de las sociedades de garantía y CERSA.

Precisamente, el programa Horizonte 2020 http://www.eshorizonte2020.es/ pone a disposición el denominado «Instrumento Pyme» que abarca financiación desde la evaluación del concepto y su vialidad al desarrollo, demostración y replicación en el mercado e incluso apoya comercialización con servicios de ayuda para rentabilizar la explotación de los resultados. Esta herramienta apoya a las pymes tanto tradicionales como innovadoras que alberguen la ambición de crecer e internacionalizarse a través de un proyecto de innovación de dimensión europea.

Parece de sentido común esa máxima que reitera el presidente de CESGAR, José Rolando Álvarez, «el futuro de la financiación de las pymes pasa por Europa».