Siete de cada diez pequeñas y medinas empresas tiene dificultades para acceder al crédito

Los obstáculos que encuentran las pequeñas y  medianas empresas españolas a la hora de acceder a financiación lastran la creación de empleo. Según la tercera edición del Informe sobre «Financiación de la pyme en España» de la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGR-CESGAR), existe un empeoramiento en el acceso a financiación. El documento detalla, que el 75% de las pymes sufre dificultades para lograr financiación. Además, un 18,7% de las compañías que necesita créditos aún no los han conseguido. Sin financiación, las empresas frenen sus expectativas de generación de puestos de trabajo. De hecho, el informe recoge que el 15,5% de las empresas, más de 100.000, que busca financiación para inversión o circulante crearía más de 325.000 empleos.

¿Pero qué frena este acceso? Según la encuesta de SGR-CESGAR, el principal obstáculo es el no poder aportar las garantías solicitadas, incluso, este factor se ha agravado al pasar del 21,1% al 48,7% de las compañías consultadas. Entre otros de los impedimentos a la hora de acceder a financiación, figura el aumento del precio y la falta de comprensión o confianza por parte de las entidades financieras en el negocio de las empresas. Estos resultados, evidencian un endurecimiento en las condiciones de acceso de las pymes españolas a recursos financieros, debido principalmente a la petición de garantías y al aumento de los costes asociados. Aun así, el informe revela que las pymes no consideran que la falta de financiación posible en el mercado financiero sea en estos momentos un problema significativo.

Para atender sus necesidades, las pymes deben acudir a financiación ajena. Así lo hicieron en el 70,8% de las empresas que lo requerían. Respecto al destino de aquélla, aunque la mayoría de las pymes sigue requiriendo crédito para destinarlo al circulante (74,9%), este motivo ha perdido peso respecto a la primavera de este mismo año (78,3%), aspecto coherente con el resto de indicadores que apuntan a un menor nivel de actividad en los últimos seis meses. Le siguen en importancia la inversión en equipo productivo (25,8%), las inversiones en innovación (10,1%) y la inversión en inmuebles (9,4%). Estos tres motivos han ganado peso relativo en los últimos seis meses lo que indica que, a pesar del ligero retroceso en las perspectivas, algunas pymes no van a posponer por más tiempo las decisiones de inversión. Asimismo, emerge con fuerza, como causa de las necesidades de financiación, la creación de una empresa (2,9% de las pymes con necesidades de financiación) y se mantiene la importancia de los procesos de internacionalización (2,5%).