Todos los autónomos que hayan obtenidos rentas sujetas al Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) deben realizar la Declaración de la Renta o declaración anual del IRPF. El plazo para hacerla por Internet arrancó el pasado 5 de abril y terminará el 30 de junio, eso sí, si sale a devolver, cuanto antes se realice la declaración, Hacienda lo abonará. Si se hace de forma presencial, la fecha límite es el 11 de mayo. Para facilitar la declaración, este año por primera vez los trabajadores por cuenta propia podrán emplear la herramienta Renta Web. El sistema permite hacer la Declaración de la Renta desde dispositivos móviles, tablets o smartphones y en distintos momentos.

La declaración con Renta Web se completa a través de la web de la Agencia Tributaria. Hay que buscar en la página del ministerio la pestaña Renta 2016, después acceder al programa de Renta Web. El modelo ofrece una “propuesta de declaración” a través de los datos que dispone la Agencia Tributaria y que facilitan, entre ellos, los pagadores de rendimiento del trabajo y las entidades bancarias. Hay que tener en cuenta, que Hacienda no dispone de todos los datos. El declarante debería incluir, además, las cuotas sindicales, gastos de defensa jurídica, si ha habido movilidad geográfica, la situación familiar en el caso de haber tenido un hijo o en caso de tener que pasar pensión compensatoria. También hay que apuntar desgravaciones, subvenciones o ayudas. Si se detecta que se ha cometido algún error, se podrá solicitar la rectificación de la autoliquidación del impuesto cuando se comentan tanto equivocaciones como u omisiones que determinen una mayor devolución a favor de un menor ingreso.

Como novedad para los autónomos, junto a la desaparición del programa PADRE, este año figuran las deducciones a familias numerosas o personas con discapacidad con la aprobación de los modelos 121 y 122. El 121 se estrena para deducciones por familia numerosa o por personas con discapacidad a cargo cuando se comunique la cesión del derecho a la deducción por contribuyentes no obligados a presentar declaración. Si en una familia de este tipo uno de los progenitores trabaja pero no está obligado a presentarla puede ceder el derecho a deducción al otro progenitor. El modelo 122 de deducciones por familia numerosa, personas con discapacidad a cargo o por ascendiente con dos hijos separado o sin vínculo matrimonial, se presenta en el caso de regularización del derecho a la deducción por contribuyente no obligados a presentar declaración.