Los trabajadores por cuenta propia se podrán beneficiar de ventajas de cara a la Seguridad Social durante este año. A expensas de que se apruebe la Ley de Autónomos, ahora en el Congreso de los Diputados en fase de debate de enmiendas, ese colectivo contará con una serie de bonificaciones que facilitará su actividad. La tarifa plana para autónomos se mantiene y pasará de medio a un año tras la aprobación de la normativa. Con ella, los autónomos pagan 50 euros mensuales en cuota a la Seguridad Social si se opta por la base mínima de cotización. Si es superior a la mínima, la reducción mensual de la cuota será del 80 por ciento, incluida la capacidad temporal, durante los seis meses inmediatamente siguientes a la fecha de efectos del alta.

 

En trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 30%, víctimas de violencia de género o de terrorismo,la reducción de 50 euros mensuales es ya de un año en el caso de la cotización mínima y del 80% de la cuota de incapacidad temporal para aquellos que eligen una cotización superior a la mínima durante doce meses. En ambos casos, pasado el primer año, y con independencia de la base de cotización elegida, podrá aplicarse la bonificación del 50% sobre la cuota de contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, durante 48 meses hasta completar un periodo máximo de cinco años.

 

Además, las trabajadoras autónomas de menos de 30 años y autónomos menores de 35 podrán contar con una reducción de un 30% sobre la cuota de contingencias comunes. En el capítulo de conciliación familiar, los trabajadores por cuenta propia con baja de paternidad o maternidad dispondrán con una bonificación del cien por cien en la cuota a pagar a la Seguridad Social por el trabajador contratado, durante el periodo de baja. También será del cien por cien, para el autónomo que contrate bajo condiciones de conciliación de vida personal y familiar (en el caso de niños menores de siete años a cargo, o familiares en situación de dependencia). Mientras que familiares colaboradores que se hagan autónomos, disfrutarán de una bonificación del 50% durante 18 meses, y del 25% durante seis meses.

 

Otra de las bonificaciones que se mantiene, es la de los trabajadores autónomos de Ceuta y Melilla, que se enmarcan en los sectores del Comercio, Hostelería, Turismo e Industria, que disponen de un 50% de la base de cotización por contingencias comunes por tiempo indefinido.