El Grupo Liberbank, al que pertenece Caja de Extremadura, en su permanente compromiso de cooperación con Extremadura, promueve un conjunto de actuaciones de apoyo al comercio y a la actividad económica con una aportación de más de 2,5 millones de euros, así como otros 1,7 millones de euros que se destinarán a actividades de interés regional, esencialmente de protección social y de servicios culturales y deportivos. De manera más específica, las acciones se centrarán en respaldar la recuperación económica de la comunidad autónoma impulsando proyectos que tengan impacto directo sobre la economía de los municipios. En esta línea se encuadran inversiones para la mejora del pequeño comercio, la puesta en marcha de iniciativas de renovación de la oferta comercial, la generación de nuevos empleos en estos sectores y nuevas oportunidades para los emprendedores. A todo ello se añaden actuaciones vinculadas a grandes proyectos culturales consolidados en Extremadura y otras que tienen que ver con acciones dirigidas a personas dependientes, al colectivo de jóvenes y a la promoción del asociacionismo. Estas inversiones son fruto de un acuerdo suscrito por la entidad con el Ejecutivo regional, en el marco de un programa plurianual de apoyo a la actividad económica y social, que se deriva de la aplicación del impuesto sobre depósitos de las entidades de crédito y que tiene por objetivo abordar distintas cuestiones para la mejora del bienestar de los extremeños en aspectos como el empleo, el estímulo del emprendimiento y la protección social. Este convenio de cooperación ha sido rubricado por el presidente extremeño, José Antonio Monago, y el consejero-delegado de Liberbank, Manuel Menéndez, que se une al ejecutado el pasado año 2014 con Extraval, con una aportación de 2,5 millones de euros, dedicado a la promoción y apoyo al emprendimiento y al tejido empresarial de la región. Liberbank promueve este programa de inversiones desde su posición de liderazgo financiero en Extremadura. La intención no es solo renovarlo y mantenerlo, sino incrementarlo y potenciarlo, centrando los principales esfuerzos en la recuperación y el desarrollo económico regional. En este compromiso se desarrolla la estrategia del grupo de apoyo al tejido empresarial, en virtud de la cual ha puesto en marcha una unidad especializada en pymes que tiene como objetivo asesorar e incentivar la iniciativa empresarial y la generación de oportunidades de empleo.