Las sociedades de garantía (SGR) son una alternativa a la financiación tradicional de pymes y autónomos y demandan un tratamiento específico por el Banco de España para mejorar su función.

Desconocimiento. Esa es una palabra que resuena todavía cuando se habla de las sociedades de garantía (SGR). Pese a que las cifras son halagüeñas y este año estas organizaciones han incrementado su presencia entre la sociedad hasta el 18% (con un crecimiento del 40% respecto al ejercicio anterior), todavía siguen siendo unas grandes desconocidas. Su labor de asesoramiento, su función de avalistas y, en definitiva, el convertirse en un instrumento clave para hacer llegar la financiación a las pequeñas y medianas empresas (pymes) sigue sin calar entre los ciudadanos.

CincoDías y la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGRCesgar) han reunido a seis expertos en la materia en un desayuno de trabajo para debatir sobre los retos que las SGR deben afrontar de cara al futuro.

Ver más