Las sociedades de garantía (SGR) colaboran con el Instituto Nacional de Crédito (ICO) en una línea especial de financiación orientada a autónomos y entidades públicas y privadas que quieran realizar inversiones productivas en España o en el exterior o contar con circulante para necesidades de liquidez. La tramitación de las operaciones se realiza directamente a través de las entidades de crédito o en las sociedades de garantía de su comunidad.

Los autónomos o entidades podrán solicitar hasta dos millones de euros en una o varias operaciones. La sociedad de garantía realizará un análisis de cada solicitud y, en función de la solvencia del solicitante y de la viabilidad, se aportarán las garantías que podrán remitir a las entidades bancarias para solicitar el préstamo. En el siguiente link aparece el listado de las mismas.

esquema-ico

Dentro de esta línea del ICO, se puede financiar liquidez, inversiones productivas, activos fijos productivos nuevos o de segunda mano, vehículos turismos (cuyo precio no supere los 30.000 euros más IVA), adquisición de empresas y destinarlo a la creación de empresas en el extranjero. Respecto a las condiciones, si se financia el cien por cien para liquidez, el plazo de amortización estará entre uno y cuatro años, con otro de carencia, mientras que si se financia inversión, el préstamo se puede liquidar hasta 15 años con dos de carencia. El tipo de interés puede ser fijo o variable. A él habrá que añadir el margen y coste del aval que fija la entidad de crédito y la sociedad de garantía, según el plazo de amortización.
Os dejamos también un cuadro de los intereses variables en función de los años en los que se efectúe la devolución. Tabla de intereses