El Observatorio de «El Economista» titulado «Financiación alternativa a la banca. El papel de las Sociedades de Garantía Recíproca» sirvió para acercar a este periódico un mensaje de alineación dentro del sector de las SGR. Fue un encuentro en el que se trasladó el papel clave de las SGR para financiar a las pymes, apuntalar la recuperación económica y respaldar la creación de empleo.

Noticia01_2 Cesgar

En primer término, José Rolando Álvarez (SGR-Cesgar e Iberaval) y Antonio Vega (Avalunión). Tras ellos, el moderador, Rafael Daniel, Josu Sánchez (Elkargi) y Juan Luis Fernández Rubíes (Avalmadrid)

En primer término, José Rolando Álvarez (SGR-Cesgar e Iberaval) y Antonio Vega (Avalunión). Tras ellos, el moderador, Rafael Daniel, Josu Sánchez (Elkargi) y Juan Luis Fernández Rubíes (Avalmadrid)

«Las SGR han demostrado utilidad, sobre todo en los años de la crisis, cuando no dejamos de apoyar proyectos», destacaba el presidente de SGR-Cesgar, José Rolando Álvarez, quien alertó de que «pymes, emprendedores y autónomos siguen sin crédito en nuestro país». Por este motivo, defendió una alianza con la Administración para «ir juntos a Europa para lograr fondos para las pymes españolas». En este contexto, remarcó que «hay muchísimo dinero de la UE para estas pequeñas y medianas empresas, pero para conseguirlo necesitamos el paraguas del Estado». Álvarez recordó que es el momento de atinar con propuestas certeras porque «en este momento, en Europa, los fondos se asignan por criterios competitivos».

De igual manera, remarcó que «el acceso al crédito en España debe ser igual para todos. Se trata de una cuestión de justicia social». Y es que, en palabras del director general de Avalmadrid, Juan Luis Fernández-Rubíes, «hoy por hoy, las pymes siguen teniendo dificultad de acceso a la financiación».

Por su parte, el presidente de Elkargi, Josu Sánchez, destacaba que «nuestro cometido es ayudar a empresas que no pueden conseguir financiación por el canal bancario». Un planteamiento respaldado por SGR-Cesgar, que considera que el sector «debe atender una falla de mercado», a la par que defendió que «si cada pymes española creara un empleo, se acabaría el paro».

Mientras tanto, Antonio Vega, director general de Avalunión, señalaba que «aquellas pymes que acuden a nuestras oficinas, salen convencidas de que somos sus aliados, de que nos preocupamos de sus necesidades y, por ello, nos casamos con ellos para muchos años». Además, remarcó la importancia de la «cercanía»: «A un empresario no le gusta que su operación se apruebe en Madrid, y ahí nosotros tenemos mucho que decir», sentenció.

Con respecto a la relación con los bancos, en el Observatorio, se puso de manifiesto que «los bancos ya nos ven como aliados, porque nos consideran entidades solventes y porque gracias a nuestro aval el banco tiene riesgo cero». Asimismo, se expresó que «a la banca la aportamos tranquilidad, porque las operaciones de SGR están muy bien estudiadas».

VISIBILIDAD

El presidente de SGR-Cesgar reiteró que «las SGR podemos dar bastantes más millones de euros en avales a las empresas, pero no lo hacemos porque no nos los piden, porque no nos conocen, y queremos ayudarlas a retomar la senda de la inversión».

En este sentido, Josu Sánchez, de Elkargi, se refirió a la «falta de nuevos proyectos» en este momento, y fue más allá al indicar que «necesitamos una reactivación industrial importante». Una vez que las empresas se desapalanquen, agregó, «las SGR tendremos una importancia significativa para pymes y autónomos».

Noticia01 Cesgar

Antonio Vega se refiere a la «cercanía de las SGR con las pymes». Junto a él, José Rolando Álvarez, Rafael Daniel, Josu Sánchez y Juan Luis Fernández-Rubíes

Antonio Vega se refiere a la «cercanía de las SGR con las pymes». Junto a él, José Rolando Álvarez, Rafael Daniel, Josu Sánchez y Juan Luis Fernández-Rubíes

El encuentro informativo con El Economista también permitió lanzar otra idea: «todas las SGR necesitamos crecer, ser más eficientes, más visibles». En este punto, el director general de Avalmadrid, Juan Luis Fernández-Rubíes apuntó al sector de emprendedores como un ámbito de actuación de cara al futuro y consideró que, sólo en este ejercicio, el sistema de garantías puede apoyar a entre 2.000 y 2.500 proyectos de este tipo.

En el «Observatorio» se valoró igualmente el respaldo de CERSA a las SGR, con su reaval de hasta el 75 por ciento del importe de las operaciones. «Sin ese aval no podríamos existir», manifestó José Rolando Álvarez, quien sostuvo que, en los años de la crisis, «el Gobierno no ha dejado de apoyar a la Compañía Española de Reafianzamiento».

«Si no existieran las SGR, habría que crearlas para dar oportunidades reales a las pymes». Con esta idea se cerró esta cita informativa de El Economista, de la que informará ese medio de comunicación en los próximos días.