En total inyectaron 901 millones a pequeñas empresas y autónomos en 2014

Las Sociedades de Garantía Recíproca (SGR) se han convertido en un pequeño oasis para la financiación durante la crisis. Las 20 entidades que operan en España incrementaron el pasado año un 8 por ciento el volumen de los préstamos facilitados a pymes, autónomos y emprendedores, hasta alcanzar los 901,7 millones de euros gracias a la concesión de 16.662 avales (un 12 por ciento más que en 2013). En 2013, las SGR habían formalizado 837,1 millones de euros en 14.780 expedientes.

Las SGR facilitan acceso a la financiación de empresas que por su reducido tamaño o limitadas garantías no encuentran el respaldo que necesitan de las entidades financieras.

El presidente de la Confederación Española de Sociedades de Garantía Recíproca (SGR-Cesgar), José Rolando Álvarez, acompañado por el presidente de la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa), Víctor Audera, presentaron los resultados referidos a 2014, en los que destaca que la financiación facilitada por este sector ya beneficia a 116.223 compañías (un 2 por ciento más que en el ejercicio anterior), que mantienen un riesgo vivo (importe prestado pendiente de devolución) de 4.350 millones de euros. Todas esas empresas respaldadas por las SGR mantienen cerca de 650.000 empleos en nuestro país.

Victor Audera, director general de Industria y de la Pyme y José Rolando Álvarez, presidente de CESGAR, durante la rueda de prensa, ayer, en la sede de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE)

Los plazos son una de las ventajas competitivas que aportan las sociedades de garantía recíproca frente a los canales tradicionales, lo que incide en que las cuotas mensuales sean mucho más asumibles por las empresas. Así, seis de cada diez afrontan la amortización de sus préstamos o créditos en un plazo superior a los ocho años. Y en el 92 por ciento de los casos, el periodo de devolución establecido se sitúa por encima de los tres años.

Junto a las facilidades de pago, las pymes avaladas por las SGR obtienen unas condiciones más ventajosas en la financiación, ya que los bajos cobran menos interés al no tener que asumir riesgo. El importe medio avalado en 2014 fue, en dos de cada tres operaciones respaldadas, inferior a los 66.000 euros.

El 75 por ciento de los avales tuvo como destino micropymes (entre 1 y 10 trabajadores). En la actualidad, el riesgo vivo que mantienen las SGR (4.350 millones de euros) está repartido en 71.373 avales. Los productos más demandados por las pymes españolas han sido los destinados a avales financieros (56 por ciento), ya sean de inversión (31 por ciento), circulante (10 por ciento) y otros avales financieros (15 por ciento), mientras que los técnicos (avales para licitaciones públicas) han supuesto el 44 por ciento.

Según la actividad de la empresa, el sector Servicios ha liderado el número de operaciones con un porcentaje del 41 por ciento, seguido de la Industrial con el 25 por ciento y el Comercio, con el 19 por ciento.

Descargar pdf