Fuente: http://cincodias.com/

La Confederación Española de Sociedades de Garantía (CESGAR) ha puesto todo su empeño en ganar posiciones a la banca en la financiación a las pequeñas y medianas empresas y autónomos. Su presidente, José Rolando Álvarez, ha empredido una batalla casi personal para que todas las pymes españolas acudan a una de las 20 sociedades de garantía (SGR) existentes en el país para lograr financiación frente a la que estas empresas puedan conseguir de los bancos.

Defiende que las SGR conocen más la problemática de las microempresas y del autónomo, su financiación es más barata y cuentan con el aval del Estado, respaldo que conceden a las pymes frente a las entidades de crédito a través de acuerdos. «Su objetivo troncal se sitúa en apoyar a aquellas compañías cuyo obstáculo principal para lograr crédito es la falta de garantías», dice un portavoz de estas sociedades.

El miércoles, Cesgar presenta su segundo informe sobre la situación de las pymes y su acceso a la financiación, y las conclusiones parecen muy halagüeñas. Muestra una mejora del escenario económico desde la óptica del empresariado, que afronta el corto plazo (12 meses) con expectativas positivas para sus negocios. El informe también incluye datos que demuestran una mejora en el acceso de financiación para este colectivo empresarial, el más importante del país por peso económico. Pese a estas noticias positivas, el estudio concluye que aún queda mucho camino por recorrer. Una singularidad que hace más relevante el informe de Cesgar es que tiene en cuenta todas las porciones de la tarta de actividad en España e incorpora datos relativos al sector primario y los autónomos. Estos dos tipos de empresas quedan tradicionalmente excluidas en análisis similares.

El nicho del negocio de las pymes se ha convertido en los dos últimos años en el gran tablero en el que todos los bancos españoles quieren tomar posiciones de relevancia. De momento, el que más presume de liderar este segmento es Banco Popular, que afirma controlar el 17% de la cuota de mercado del negocio de pymes. Eso sí, las SGR deben también enfrentarse a una reestructuración.

Fuente: http://cincodias.com/