La Sociedad de Garantía Recíproca (SGR) de la Comunitat Valenciana, antaño un elemento fundamental para garantizar la actividad de muchas empresas de la provincia, vuelve a la actividad tras los problemas financieros que atravesó, que a punto estuvieron de hacerla desaparecer con el anterior Consell. Tanto es así que durante el año pasado atendió a 700 empresas de la provincia.

Este trabajo se plasmó en 90 avales concedidos a sociedades castellonenses, por un importe aproximado de 9,2 millones de euros, según confirmaron fuentes de la entidad a este diario. Y de dicho montante, ya se han formalizado 775.000 euros para facilitar la actividad empresarial.

Fuente: http://mynmedia.mynews.es