Pymes, autónomos y emprendedores ya pueden solicitar préstamos bonificados a través de las líneas del Instituto Nacional de Crédito (ICO). Este año, el organismo dependiente del Ministerio de Economía, Industria y Competitividad fortalece los créditos a empresas y emprendedores, y la salida del exterior de las mismas. La internacionalización del mercado español es una de las grandes apuestas del ICO en 2017, que apoya cada vez más la actividad exportadora. Según datos de esa institución, en 2012 un 2 por ciento del apoyo financiero que presta se destinaba a esa partida mientras que en el pasado año, el porcentaje aumentó hasta el 36 por ciento.

 

La cuantía de los últimos cinco años de esta línea asciende a 11.885 millones, otorgados a 144.450 empresas. En total,  a través de todas sus líneas, el ICO concedió en 2016 más de 4.600 millones de euros, lo que facilitó la financiación de 81.000 operaciones. Casi todo el montante, destinado a la pequeña y mediana empresa (98 por ciento), y de ellas, el 67 por ciento a micropymes. El 54 por ciento de las operaciones fueron microcréditos, al no superar los 25.000 euros.

 

Los empresarios podrán solicitar los préstamos a través de diez entidades financieras con quien el ICO ha firmado convenios: Santander, BBVA, Sabadell, Bankia, Popular, Ibercaja, Cajamar, Bankinter, Abanca y Caja Rural de Teruel. Además, el Instituto de Crédito Oficial colabora con las sociedades de garantía a través de la línea específica ICO Garantía SGR/SAECA 2017. Esta financiación está orientada a autónomos, empresas y entidades públicas y privadas que cuenten con el aval de las sociedad de garantía o con el de la Sociedad Anónima Estatal de Caución Agraria (SAECA) que realicen inversiones productivas en España o fuera, o quieran cubrir sus necesidades de liquidez.

 

El importe máximo por empresa se sitúa en los 2 millones de euros y el plazo de amortización es del cien por cien de liquidez en cuatro año con la posibilidad de un año de carencia, y si se financia inversión hasta 15 años, con dos de carencia. Dentro de las inversiones, se podrá financiar activos fijos productivos nuevos o de segunda mano (IVA incluido); vehículos turismos cuyo precio no supere los 30.000 euros más IVA, adquisición de empresas, creación de empresas en el extranjero y liquidez con el límite del 50 por ciento de la financiación obtenida. Esta línea se podrá solicitar hasta el próximo 15 de diciembre de 2017.

En trabajadores con un grado de discapacidad igual o superior al 30%, víctimas de violencia de género o de terrorismo,la reducción de 50 euros mensuales es ya de un año en el caso de la cotización mínima y del 80% de la cuota de incapacidad temporal para aquellos que eligen una cotización superior a la mínima durante doce meses. En ambos casos, pasado el primer año, y con independencia de la base de cotización elegida, podrá aplicarse la bonificación del 50% sobre la cuota de contingencias comunes, incluida la incapacidad temporal, durante 48 meses hasta completar un periodo máximo de cinco años.

 

Además, las trabajadoras autónomas de menos de 30 años y autónomos menores de 35 podrán contar con una reducción de un 30% sobre la cuota de contingencias comunes. En el capítulo de conciliación familiar, los trabajadores por cuenta propia con baja de paternidad o maternidad dispondrán con una bonificación del cien por cien en la cuota a pagar a la Seguridad Social por el trabajador contratado, durante el periodo de baja. También será del cien por cien, para el autónomo que contrate bajo condiciones de conciliación de vida personal y familiar (en el caso de niños menores de siete años a cargo, o familiares en situación de dependencia). Mientras que familiares colaboradores que se hagan autónomos, disfrutarán de una bonificación del 50% durante 18 meses, y del 25% durante seis meses.

 

Otra de las bonificaciones que se mantiene, es la de los trabajadores autónomos de Ceuta y Melilla, que se enmarcan en los sectores del Comercio, Hostelería, Turismo e Industria, que disponen de un 50% de la base de cotización por contingencias comunes por tiempo indefinido.