La Generalitat Valenciana, a través del  Instituto Valenciano de Finanzas (IVF),  pondrá en marcha una línea de crédito circulante de 10 millones de euros para empresas que tengan pendientes operaciones de cobro en Rusia y que no podrán percibir por la situación económica de ambos países ocasionada por la guerra en Ucrania. Se ha establecido un plazo de cuatro años, con una carencia de seis meses, y dos modalidades de tipo de interés. La modalidad A ofrece un interés del 0 % para el anticipo de derechos de cobro frente a importadores rusos que cuenten con seguro de crédito, y la modalidad B establece un interés del 0,75 % para los que no cuenten con dicho seguro, en este caso las empresas pueden optar a el aval de AFIN SGR. por el 100 % del nominal y los intereses ordinarios de la operación.

Medio: El Diario