Fuente: http://mynmedia.mynews.es

La digitalización, que ha revolucionado el actual modelo de negocio del sistema financiero, es una realidad de la que gran parte de su aplicación práctica estamos progresivamente incorporando a nuestras costumbres. Afecta a todas las relaciones habituales que mantenemos con las entidades bancarias y ya es fácil imaginarse a un móvil como único punto de conexión, comunicación y operativa con tu banco. Este recorrido se inició ya hace tiempo, de tal manera que si pensamos en nuestra última visita a las oficinas de un banco posiblemente nos quedaremos sorprendidos. La eliminación del papel, la posibilidad de operar las 24 horas desde el sitio más remoto, el no hacer colas, el disponer de tu información presente y pasada, la facilidad en obtener dicha información, las posibilidades de comparación, la seguridad, etc., son algunas de las claves de su éxito. -¿Y cómo ha afectado desde el punto de vista de la financiación? -Cada vez más una parte importante de las solicitudes de financiación se están produciendo a través de las plataformas digitales. Los procedimientos tradicionales de venta ya no son efectivos, ya que hoy en día no se necesita que un comercial acuda a tu casa o a tu negocio, ni que un asesor informe de los productos, ya que los clientes, de forma inmediata, acceden digitalmente a infinidad de soluciones disponibles, tanto bancarias como no bancarias. Por esta razón, todos, bancos tradicionales, financiación no bancaria como fintech, crowdlending, crowdfunding, Banca Pública, Sociedades de Garantía, etc., queremos estar ahí. -¿Todo esto favorece las ofertas de financiación? -No todo son ventajas; la automatización de los procesos de decisión, los sistemas de rating, scoring etc. conllevan importantes niveles de denegación y especialmente a los segmentos más débiles como son los autónomos y las micropymes. En el último informe de la financiación de la pyme en España, presentado por la Confederación de Sociedades de Garantía Recíproca (CESGAR), se pone de manifiesto que, en opinión de los empresarios, uno de los obstáculos principales a la financiación de la pyme es que las entidades financieras no comprenden adecuadamente su negocio. -¿Y esto tiene solución? -Las Sociedades de Garantía, y en nuestro caso concreto Avalunión, trabajamos para ello. Cuando la digitalización, en lugar de ayudar, limita, nuestro aval es la solución. Para nosotros es fundamental comprender su negocio y entender su viabilidad. Nuestra cercanía, el estudio y asesoramiento al empresario nos permite convertimos en sus aliados y hacer propios sus riesgos. Queremos digitalizar facilitando la difusión e información de lo que les podemos aportar, queremos simplificar y agilizar los procesos, pero sobre todo lo que deseamos es que ningún proyecto viable se quede sin financiación. -¿Cómo están acometiendo las Sociedades de Garantía el reto de la digitalización? -Ya está en fase de pruebas el lanzamiento de una plataforma digital única para todo el sector. Va a ser un canal de solicitudes de financiación y respuestas ágiles para la figura del autónomo y de las pymes. Además las Sociedades de Garantía actuarán tanto como prescriptores como receptores de operaciones con las entidades financieras. Deseamos que sea una herramienta de referencia para la financiación de la pyme española, una vía de obligada consulta a la hora de comparar y decidir la mejor financiación para su empresa. Una vez finalizada, se realizará una campaña de difusión disponiendo también de la información en nuestra web.

Fuente: http://mynmedia.mynews.es