La cuota de autónomos por la base mínima de cotización se mantiene de momento en los 893,10 euros, con lo que el trabajador por cuenta propia tendrá que pagar 267 euros mensuales.

 

Tampoco subirán los tipos de cotización por contingencias comunes que se sitúan en el 29,8% y por contingencias profesionales o protección por ceses de actividad, que lo harán un 29,3%. Así, la cuota mensual para un autónomo que añada el cese de actividad a sus prestaciones se situará en cerca de 282 euros mensuales; si paga por contingencias profesionales abonará 271 euros, y, si quiere acceder a todas las coberturas posibles, pagará en torno a los 291 euros al mes.

 

A pesar de la congelación de las cuotas de cara a este ejercicio, el Gobierno ha advertido que se reserva la posibilidad de incrementar la base mínima a los trabajadores por cuenta propia en los Presupuestos Generales del Estado de 2017.

 

Por el contrario, las máximas, según registra el Boletín Oficial del Estado (BOE) y recogía recientemente el diario «Cinco Días», aumentarán un 3% y se situarán en los 3.751,20 euros.

 

También subirán en torno al 8% las bases mínimas de cerca del millón de autónomos que en algún momento del pasado año tuvieron contratados por cuenta ajena, a su servicio, a un número de trabajadores igual o superior a los diez, hasta los 1.152,90 euros mensuales.

 

Entre las novedades de este año, figura además, que sólo los autónomos que a 1 de enero de 2017 sean menores de 47 años podrán elegir su base de cotización entre la base mínima de 893,10 euros y la máxima de 3.751,20 euros al mes. Los que tengan ya 47 años y su base de cotización en diciembre de 2016 fuera inferior a 1.964 euros mensuales, no podrán elegir una base de cuantía superior a esta cantidad, salvo que eleven su base antes del 30 de junio de este año. Para los mayores de 48 años, tendrán una base de cotización comprendida entre los 963,30 euros y los 1.964,70 euros mensuales.