Guerra frontal por las ayudas directas a las empresas españolas. La banca ha conseguido el apoyo de la principal asociación de las pymes, Cepyme, para oponerse a la idea del Gobierno para condonar parte de la deuda del Instituto de Crédito Oficial (ICO). El Ejecutivo, liderado en esta tarea por el Ministerio de Economía, está convencido de que aligerar la carga crediticia es clave para que las empresas salgan bien de la crisis. El sector financiero, por su parte, se opone radicalmente a la idea.

Medio: El Confidencial