Esta crisis pasará a la historia por muchos motivos, pero uno de ellos será que nunca antes el producto interior bruto de los países había caído con tanta fuerza, mientras el índice de morosidad de los bancos se ha mantenido estable o incluso ha mejorado. Una de las mayores agencias de riesgos, S&P, estima que “el ratio de activos problemáticos pueda alcanzar de media para el sector entre el 8% y el 9% del crédito en 2022, que si bien son ratios altos serian asumibles por los bancos españoles”.

Medio: El País