Fuente: http://www.economiadehoy.es

La SGR, en proceso de fusión con Elkargi, aumenta en un 44% los avales formalizados dirigidos a nuevas inversiones productivas. El riesgo vivo de la sociedad de garantía supera los 214 millones. En el primer semestre, Oinarri ha triplicado el número de incorporaciones netas, con una base total de 3.712 socios. A 30 de junio, la tasa de solvencia alcanza el 14,57%, de las más elevadas del sector, frente al 14,50% registrado hace un año.

La actividad avalista de Oinarri SGR –en proceso de fusión con Elkargi SGR– ha cumplido los objetivos propuestos, con un crecimiento del 4% sobre los datos de hace un año. En especial, destaca el fuerte ritmo, con un aumento del 44%, en la formalización de avales ligados a nuevos proyectos vinculados a inversión productiva.

Oinarri SGR ha cumplido los objetivos propuestos en su plan director para 2016. Durante la primera mitad del año, la nueva actividad avalista de la sociedad de garantía, -la quinta del sector en avales formalizados ha crecido a un ritmo del 4% hasta sumar 35,16 millones de euros.

El saldo de riesgo vivo (operaciones en vigor) suma 214 millones de euros, más de 10 millones por encima del nivel registrado a comienzos de año. Y todo esto mejorando en unas décimas la ya de por sí elevada tasa de solvencia de la SGR: 14,57% vs. 14,50% de junio de 2015, entre las más altas del sector, y muy por encima del 8% exigido a estas sociedades por parte del Banco de España.

En el balance de Oinarri del primer semestre se ha dejado notar especialmente la fuerte actividad en la formalización de nuevos avales dirigidos a la inversión productiva, claro indicador que confirma la expansión de los proyectos empresariales. Esta partida ha crecido hasta junio a un ritmo del 44%, con un saldo de casi 14,5 millones de euros. De igual modo, las operaciones para financiar líneas de circulante (Fondo de Maniobra), con casi 7 millones de euros formalizadas, han crecido en un 23%.

A juicio del director general de la SGR vasca, “Oinarri, por sus principios fundacionales, debe formar parte de la financiación de toda empresa y autónomo, pues da consistencia y seguridad a sus proyectos empresariales”.

“Este mensaje -continúa Aguirre- además de en las pymes, va calando por fin en las empresas más pequeñas y en los autónomos que hasta ahora, en un gran número, veían a una sociedad de garantía como un instrumento fuera de su alcance. Estamos consiguiendo dar solidez a nuestro tejido productivo.”

Aumenta la base societaria

Otra de las claves de Oinarri SGR (actualmente en proceso de fusión con Elkargi SGR) ha sido el importante aumento de la base societaria, formada en la actualidad por 3.712 empresas y autónomos, de los cuales el 56% correspondían a la llamada economía social (fundamentalmente cooperativas y sociedades laborales).

La firma con sede en Vitoria-Gasteiz ha incorporado entre enero y junio 127 socios netos, frente al incremento de 38 socios netos registrados en la primera mitad del ejercicio anterior. Destaca la incorporación durante el primer semestre de 19 socios en Navarra, en parte fruto del acuerdo de colaboración firmado la pasada primavera con Sodena.

Fuente: http://www.economiadehoy.es