Fuente: http://mynmedia.mynews.es

La franquicia es un canal de venta más rápido y económico que otras opciones, pero quien crea que el éxito está garantizado sin una adecuada planificación, o que el crecimiento y la rentabilidad llegan a velocidad de vértigo, y para quedarse, corre el riesgo de morir en el intento. Un alto porcentaje de empresarios que se han introducido en este mundo están satisfechos de su experiencia, pero no pocos se han quedado en el camino por un «amplio desconocimiento».

Según el «Termómetro de la Franquicia», elaborado por T4 Franquicias, un 84,51% de las compañías consultadas consideran que su transformación en franquicia ha supuesto una experiencia positiva en términos generales; y un 70,84% dice que ha obtenido la rentabilidad esperada. Sin embargo, un 40,27% opina que el crecimiento ha sido más lento de lo que creía, y en el lado opuesto, un 20,85% asegura que fue más rápido. Y es que crecer en franquicia resulta complicado por la gran competencia.

Los expertos consultados coinciden en que para introducirse en este ámbito hay que informarse previamente, y bien. Miguel Ángel Oroquieta y José Aragonés, socios directores de T4 Franquicias, advierten del «desbarajuste entre las expectativas que las empresas tienen a la hora de empezar a franquiciar, y la realidad que se encuentran 1.114 una vez que desembarcan en este mundo». Parte de la culpa la tiene el «amplio desconocimiento» sobre este canal de venta, que lleva a muchos a «no analizar correctamente las propias capacidades». En opinión de Mariano Alonso, autor del libro «50 claves para franquiciar», la información preliminar «es fundamental». «La empresa tiene que saber los pasos que ha de dar, qué requisitos le van a exigir. No solo en inversiones sino también en asignaciones de tiempos y equipos. Y es importante que una persona que va buscando negocio para poder desarrollar su actividad profesional y opta por una franquicia elija la adecuada a su perfil, a su mercado, a su capacidad de inversión , instalaciones comerciales… Hay mucho desconocimiento».

Oroquieta y Aragonés consideran que a veces hay una imagen «idílica» de la franquicia. «Alguien se ocupa de tu negocio, no intervienes y encima te llevas beneficios», vendrían a creer algunos. «Si alguien piensa en franquicia como un sinónimo de negocio garantizado se está equivocando -advierte Mariano Alonso-. Lo que sí es cierto es que las posibilidades de que surjan proble56.698 mas son inferiores. Hay una marca reconocida, una experiencia previa, una asistencia comercial continua… Entonces, el riesgo es menor, pero no desaparece. Y si la gente no analiza bien las opciones de negocio en las que invertir, po«La globalización debe ser cosa de pymes». Ese fue el mensaje que el presidente de la Confederación Española de Sociedades de Garantía (SGRCesgar), José Rolando Álvarez Valbuena, defendió en la apertura del XXI Foro Iberoamericano de Sistemas de Garantía y Financiamiento para las Pymes, que se ha celebrado esta semana en Santiago de Chile. Durante su intervención en ese encuentro, que reunió a cerca de 400 participantes llegados de 23 países, Álvarez remarcó que «no cabe ceder el mayor espacio de crecimiento sólo a las multinacionales, lo que deja fuera a la parte más dinámica y socialmente eficiente, que son esas pequeñas y medianas empresas».

El presidente de SGR-Cesgar y de Iberaval se referió igualmente a las oportunidades que se abren a partir de la colaboración entre empresas iberoamericanas y españolas para internacionalizar producción y servicios en la UE y en Iberoamércia, con el apoyo de los sistemas de garantías. «Debemos insistir en estrechar lazos con el debido apoyo de los bancos de desarrollo a ambos lados del Atlántico, a partir de acuerdos que faciliten esa expansión internacional de las pymes», aseguró. Cabe recordar que las Sociedades de Garantía Recíproca son entidades que buscan el acceso al crédito de las pymes y mejorar, en términos generales, sus condiciones de financiación, a través de la prestación de avales ante bancos, cooperativas de crédito, administraciones Públicas y clientes y proveedores.

José Rolando Álvarez se refirió al lema del Foro, «Sistemas de garantías, el acceso al financiamiento de las micropymes y Basilea», para señalar que «si hay algo positivo derivado de la colosal crisis global que hemos vivido en los últimos años, es que ésta ha servido para robustecernos a partir de novedosos mecanismos de autocontrol y defensa que, antes, ni siquiera se contemplaban como opción». Álvarez incidió en que ya se identifica a estas sociedades de garantía como «una alternativa eficaz a la financiación bancaria» e hizo referencia al ambicioso Plan Estratégico que acometen en España las 19 sociedades de garantía operativas, que registran un crecimiento, hasta mediados de este año, del 16%, y se encuentran inmersas en la unificación y digitalización de procesos. Álvarez también recordó que «los sistemas de garantías son más necesarios que nunca y, por eso, el reto debe ser crecer en eficiencia y ser audaces en la asignación del riesgo». Al respecto, subrayó que «se trata de unos relevantes instrumentos de política pública», tras lo que valoró el papel que en España juega la Compañía Española de Reafianzamiento (Cersa).

El XXI Foro Iberoamericano de Sistemas de Garantía y Financiamiento para las pymes, que se ha celebrado en Santiago, está impulsado por el Fondo de Garantía para Pequeños Empresarios de Chile (Fogape), Banco Estado y la Red Iberoamericana de Garantías (Regar), y cuenta con el patrocinio de la sociedad de garantía Iberaval.

Fuente: http://mynmedia.mynews.es