El vicepresidente en las Pitiusas de la Confederación de Asociaciones Empresariales de Baleares (CAEB), José Antonio Roselló, explicó ayer la importancia de que las empresas lleguen «vivas» al 2021, tras aguantar el golpe que les ha causado la crisis, y sumarse a la recuperación a partir de 2022. En relación a la situación de las empresas pitiusas, Roselló valoró de manera positiva mecanismos de carácter bancario impulsados durante la crisis, como los avales del ISBA que se han ido flexibilizando o los préstamos ICO.

Descargar pdf