A medida que la economía repunta y las ventas se recuperan, el acceso a la financiación está dejando de ser un problema para las pequeñas empresas. Según la última encuesta del Banco Central Europeo, que abarca el periodo comprendido entre octubre de 2016 y marzo de 2017, el 28% de las pymes españolas percibe que la disponibilidad de préstamos bancarios continúa mejorando. En España, esta sensación de progreso es incluso superior a la que se tiene en la mayoría de países de la UE, donde la media de compañías que se pronunció en este sentido se sitúa en el 12%.

Fuente: https://cincodias.elpais.com