Fuente: El Norte de Castilla

Ibercaja facilitará 17 millones de euros ampliables a pymes, autónomos y emprendedores, tras un acuerdo firmado ayer en Burgos con Iberaval. Los clientes de la institución financiera podrán acceder a préstamos y créditos y leasing en condiciones excepcionales para afrontar nuevas inversiones o mejorar la liquidez (circulante) de sus empresas, con unos requisitos más asequibles en costes y plazos de devolución. De esta manera, ambas entidades avanzan en el objetivo común y estratégico de facilitar financiación al tejido productivo de un modo competitivo, acortando trámites y respaldando los proyectos viables que surjan de la iniciativa privada. «Tenemos un compromiso real con la financiación de las pymes, y estamos convencidos de que, hasta que no haya flujo suficiente de crédito, las posibilidades de que esa deseada recuperación se consolide se reducen notablemente», aseguró el director general de Iberaval, Pedro Pisonero.

El director territorial de Ibercaja, Eduardo Hernández, explicó que Ibercaja contempla en su Plan Estratégico 2015-2017 el objetivo de intensificar la relación comercial y el asesoramiento a las empresas, pymes y autónomos. Así, en 2015, el 57% (69% en Castilla y León) de las nuevas formalizaciones de crédito (2.368 millones de euros) se destinaron a la financiación de actividades productivas. El objetivo para este año supone incrementar el 31% más el importe de 2015 llegando a los 3.100 millones de euros.

Pisonero expuso las cifras de cierre de los tres primeros meses del año en Iberaval. La sociedad estuvo presente en la financiación de 733 operaciones, que suman 45,2 millones de euros, lo que supone un incremento del 42% con respecto al primer trimestre de 2015. Dos de cada tres expedientes de crédito o préstamo se ha dirigido a micropymes y el resto a pequeñas empresas. En cuanto al destino los fondos, el 60% correspondió a circulante y el resto a inversión. La operación media financiada por Iberaval ascendió a 108.000 euros a devolver en cinco años.

Los expedientes que tramiten Iberaval e Ibercaja se amoldarán a plazos de devolución de entre tres y quince años en el caso de las inversiones y de entre uno y doce en el de circulante.

Fuente: El Norte de Castilla