Desde que comenzó la pandemia del coronavirus, Iberaval y el Instituto para la Competitividad Empresarial (ICE) de Castilla y León han facilitado, de manera conjunta, un total de 3.461 operaciones con algún tipo de bonificación, lo que ha permitido a otros tantos proyectos empresariales disponer de financiación por 334 millones de euros. Todo ello con una reducción en los tipos de interés asumida por la Junta de Castilla y León, lo que ha supuesto en este tiempo un ahorro global de 22,8 millones de euros para pymes, autónomos y emprendedores.

Medio: La Razón