La compañía biotecnológica Neurofix, asentada en el Parque Científico de Salamanca, suma el respaldo de Iberaval para avanzar en el desarrollo de un fármaco pionero para tratar el dolor neuropático en pacientes con lesión medular. La terapia se encuentra en estos momentos a las puertas de concluir la fase IIA de su ensayo clínico y en breve se conocerán los primeros datos de eficacia en humanos.

Medio: El Norte de Castilla