Fuente: http://www.elnortedecastilla.es

Abanca se ha convertido en nuevo socio protector (accionista) de la sociedad de garantía recíproca Iberaval, con sede en Castilla y León, con el objetivo de propiciar la llegada de más financiación a las pequeñas y medianas empresas (pymes), según se recoge en el acuerdo que han firmado en Valladolid el director general de la sociedad de garantía, Pedro Pisonero, y el director general de la entidad bancaria gallega, Santiago Novoa, con sede en Betanzos.

Con su incorporación en el capital social de la sociedad de garantía, Abanca pasa a formar parte del grupo de las 22 entidades financieras integradas en el listado de socios protectores de Iberaval, que actualmente asciende a 125 instituciones (administraciones, cámaras de comercio y organizaciones empresariales, entre otras).

El documento del acuerdo abunda, además, en las alternativas de productos financieros que ofrecerán Abanca e Iberaval de forma coordinada, entre las que se incluye la disposición de fondos para facilitar crédito a pymes, autónomos y emprendedores en Castilla y León y en el noroeste de España.

Las dos entidades se comprometen a formalizar con pymes, autónomos y emprendedores préstamos de hasta 600.000 euros para impulsar inversiones o para financiar necesidades de tesorería. Estos préstamos se amoldarán a plazos de devolución de entre tres y doce años, en el caso de las inversiones, y de entre uno y doce, en los referidos a capital circulante.

El acuerdo refuerza la cobertura de Iberaval en todo el noroeste de España, dado que Abanca es una entidad financiera líder en este territorio.

Fuente: http://www.elnortedecastilla.es