La sociedad de garantía recíproca (SGR) Iberaval registra en lo que va de año un crecimiento del 18 por ciento en el importe de avales formalizados, mientras que el número de socios ha superado ya los 22.600, cerca del doble que la siguiente con mayor base social. Así lo destacó ayer el presidente de la misma, José Rolando Álvarez, durante la Junta General que celebrada en Burgos y donde resaltó la solidez de su sociedad y ha asegurado que se trata de la «más activa» de España.

En concreto, Iberaval lidera el sector de garantías en España con más de 3.200 préstamos avalados durante el pasado año y ronda los 1.300 expedientes hasta el mes de mayo.

La Junta General aprobó por unanimidad las cuentas de un 2014 en el que facilitó 108 millones de euros en avales financieros, lo que supuso un incremento del 24 por ciento, por encima de la media española del ocho por ciento.

En cuanto al número de avales, fue, igualmente, la primera de las 20 que operan en España, al acumular dos de cada diez expedientes formalizados por una SGR del país. Esa tendencia se ha consolidado durante los cinco primeros meses de 2015, en los que registra un crecimiento del 18% del importe formalizado en avales financieros, por valor de 51 millones de euros.

Según destacó la sociedad a través de un comunicado remitido a Europa Press, ese crecimiento fue sostenido como consecuencia de una mayor demanda de avales por parte de las pymes, especialmente para nuevas inversiones, y también a raíz de tres factores como son la colaboración comercial de los socios financieros, la actividad comercial propia y la bonificación de tipos a partir de ADE Financia, impulsada por la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización de la Junta de Castilla y León, y de ADER del Gobierno de La Rioja, informa Ep.

En 2014, Iberaval reforzó su liderazgo nacional con la cifra histórica de 21.042 socios, gracias a la incorporación de 1.006 pymes, una cantidad que se ha incrementado «notablemente» en este inicio de 2015 por el esfuerzo comercial llevado a cabo y tras asumirse la cartera de asociados de Transaval -SGR a la que absorbió Iberaval el pasado año-.