San Sebastián, 19 sep (EFE).- La Sociedad de Garantía Recíproca Elkargi y el Gobierno Vasco han puesto en marcha un «proyecto piloto» para el asesoramiento financiero de las empresas culturales.

El viceconsejero de Cultura, Joxean Muñoz, y el director general de Elkargi, Marco Pineda, han hecho este anuncio en una jornada profesional sobre fiscalidad y financiación que ambas entidades, junto con la Diputación de Gipuzkoa, han mantenido hoy con la industria audiovisual en el marco del 63 Festival Internacional de Cine de San Sebastián.

Según han informado el Gobierno Vasco y Elkargi en sendos comunicados, esta sociedad de garantía recíproca ofrecerá asesorías personalizadas, así como un diagnóstico financiero individualizado a las empresas y autónomos del ámbito cultural.

Este proyecto responde, por una parte, al afán del Ejecutivo autonómico de que «ningún proyecto cultural viable se quede sin materializar por falta de financiación» y, por otra, al «empeño de Elkargi por facilitar el acceso a la financiación de la industria cultural».

Las empresas culturales que deseen acogerse a este «proyecto piloto» deberán presentar sus solicitudes antes del próximo 2 de octubre.

Durante la jornada de hoy, Elkargi ha compartido las distintas alternativas financieras con las que cuenta este sector para poder llevar a cabo sus proyectos audiovisuales, ya que ha participado, mediante su garantía, en la financiación de películas como «Amama», «Lasa y Zabala», «Airbag» y «Alas de Mariposa».

En la sesión, también se ha informado a los asistentes de los incentivos fiscales existentes actualmente en Euskadi para los inversores privados que financien producciones audiovisuales.

De hecho, las tres haciendas forales vascas ofrecen ya una desgravación del 30 % sobre el impuesto de sociedades por invertir en la producción audiovisual, frente al 18 % que se aplica en España, ha señalado el Gobierno Vasco.

Ha explicado que este incentivo «sitúa a Euskadi en una situación muy competitiva para atraer a empresas que apuesten por el cine como inversión».

La Viceconsejería de Cultura cree «fundamental» explorar y abrir vías para la financiación privada de los proyectos cinematográficos «sin detrimento de las ayudas que el Gobierno Vasco concede a la producción» a través, por ejemplo, de la atracción de inversores privados para financiar películas o del acceso a la financiación de las productoras.