El presidente de Elkargi, Josu Sánchez, reclamó ayer al Ejecutivo vasco el impulso de medidas fiscales que permitan a las pymes afrontar el principal reto al que se enfrentan en la actual coyuntura y cambio de ciclo: el redimensionamiento de sus empresas para ganar tamaño. Sánchez realizó este llamamiento durante su discurso de apertura del XVI Foro de Finanzas que anualmente organiza la sociedad de garantía recíproca vasca. Sánchez recordó en su intervención que esas medidas fiscales resultan imprescindibles para consolidar el ciclo positivo y poder competir en un mercado globalizado que penaliza el escaso tamaño empresarial, todo un incentivo para un tejido como el local, donde el 98% de las empresas tienen plantillas de menos de 50 trabajadores.

Sánchez hizo un llamamiento ante los más de 900 directivos y responsables de la gestión financiera de empresas presentes en el foro para que apuesten por la cooperación entre firmas para mejorar sus respectivas potencialidades. En su opinión, persisten incertidumbres que obligan a aplicar con determinación esas medidas en la gestión empresarial para mejorar eficiencia y eficacia y poder crear empleo.

En esa línea ahondó el director general de la SGR con sede en Donostia, Marcos Pineda, quien recordó que no se podrá dar por acabada la crisis hasta que no se deje de destruir empleo, que sigue siendo la asignatura pendiente. El directivo recordó que la economía vasca y sus empresas se encuentran en la actualidad ante un «escenario único y dentro de un ciclo de expansión difícil de repetir y que, por tanto, hay que aprovechar. Ahora se puede obtener financiación al Euríbor más uno, un coste impensable hace un tiempo».

En su opinión, estar dispuesto para aprovechar las ventajas en esta coyuntura positiva ayudará también en el caso de que cambie la tendencia y se produzca un bache para el que estarían preparados.

El consejero de Economía y Hacienda, Ricardo Gatzagaetxebarria, fue el encargado de impartir la conmillones de euros de inversión extranjera recibió el País Vasco en 2014, colocándose solo detrás de Madrid y Cataluña en el ranking. es el pocentaje del PIB vasco que alcanzan las exportaciones de las compañías de Euskadi al extranjero. ferencia inaugural, en la que repasó la situación actual de la economía vasca. El consejero afirmó que la consolidación del crecimiento económico vasco se ha basado tanto en el incremento de las ventas en el exterior, que han aumentado la cuota exportadora hasta el 67% del PIB vasco, como en el repunte de la industria, que va dejando atrás la crisis y está resultando sensible al cambio de ciclo, lo que «augura potencial de crecimiento en el nuevo escenario».

Gatzagaetxebarria destacó la captación de inversión extranjera (1.410 millones en 2014, el 8% de todo el Estado) que sitúa a Euskadi en el tercer lugar en el ranking estatal y coloca las actuales tasas de crecimiento a niveles de 2007, el año previo al estallido de la crisis financiera global. El consejero aludió asimismo el menor endeudamiento relativo de las empresas vascas, que demuestran ya que tienen capacidad para devolver los préstamos y corrobora que su solvencia, hoy por hoy, «no está en cuestión».

El responsable económico del Ejecutivo vasco reconoció a continuación que buena parte de esa mejora se basa en factores externos como el abaratamiento del precio del petróleo y, sobre todo, la política monetaria del Banco Central Europeo (BCE), que calificó como crucial y que está detrás de que todos los países europeos arrojen tasas de crecimiento positivos. «Toda esa liquidez propiciada por el BCE ayuda sin duda a la economía real», señaló. Por último, se refirió a la elevada formación del capital humano, la igualitaria distribución de la renta y el alto nivel de protección social.