Uno de los indicadores más evidentes de la recuperación de la concesión de crédito a empresas lo encontramos en el incremento del 11% del volumen de avales otorgados por Elkargi SGR en Gipuzkoa durante los primeros cinco meses del año. Su director general, Víctor Ibarreche, confirma además que «lo que se aprecia es un mayor peso específico de la demanda de financiación para nuevas inversiones». Respecto a la diferencia registrada en la concesión a micropymes y grandes compañías, Ibarreche sostiene que «la demanda de crédito está más vinculada a las expectativas de las empresas que a su número de trabajadores», si bien advierte -tal y como lo han hecho reiteradamente Confebask y Adegi- que «una reducida dimensión empresarial puede dificultar la obtención de adecuados estándares competitivos». Completa su argumento diciendo que «en un mercado muy globalizado, la dimensión se convierte cada vez más en un factor clave para nuestro tejido empresarial». Incide además en la necesidad con la que conviven las micropymes ya que «la reducida capitalización empresarial es un factor adicional que fuerza a una mayor dependencia de la financiación ajena».