El impacto final de la crisis de la Covid-19 todavía está por ver y sigue siendo de cálculo muy complejo. Así lo considera José Carlos García de Quevedo, presidente del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que da por hecho que «probablemente se producirá un aumento de la morosidad», que a pesar de ser «difícil de estimar» en la actualidad prevé que «no será más significativa que en casos anteriores».

Medio: El Español