La fusión de las dos sociedades de garantía recíproca (SGR) andaluzas, Suraval y Avalunión, ha conducido a una sociedad, Garántia, con un fuerte potencial para mejorar el acceso y las condiciones de financiación de las pequeñas y medianas empresas (pymes) y autónomos de Andalucía. Se convierte en la segunda SGR española en número de socios y en la tercera en volumen de actividad, por detrás de Elkargi, la vasca, e Iberaval, la castellanoleonesa. La nueva sociedad añade solvencia a la que ya por separado tenían; aúna sus largas y diferentes experiencias en la concesión de avales; y continúa con la rigurosidad financiera con la que actuaban, patente en la cifras de fallidos durante la crisis, similares a las bancarias, a pesar del mayor riesgo asociado a la naturaleza de su negocio.

Fuente: http://www.diariodesevilla.es