El Consell ha aprobado este viernes un Decreto Ley de Medidas Urgentes de Apoyo Económico y Financiero a los autónomos para minimizar el impacto económico de la crisis sanitaria por el coronavirus y la declaración del estado de alarma que impone el cierre a determinados sectores. Así, para garantizar que las empresas valencianas dispongan de liquidez para hacer frente a sus pagos con regularidad, el IVF reforzará la capacidad de la SGR para avalar créditos mediante una inyección de 17 millones de euros en el Fondo de Provisiones Técnicas de la entidad avalista.

Fuente: https://valenciaplaza.com