La Sociedad de Garantía Recíproca respaldó 44 proyectos ibicencos y formenterenses por un valor de 4,14 millones de euros

JOSÉ MIGUEL L. ROMERO | IBIZA La Sociedad de Garantía Recíproca ISBA avaló durante el pasado año 4,14 millones de euros a empresas de Ibiza y Formentera, lo que supone un incremento del 18% respecto a 2014, cuando se avalaron 3,5 millones de euros a empresarios pitiusos. Esos 4,14 millones de euros suponen el 10,75% del conjunto de créditos avalados por el ISBA en las cuatro islas de la Comunitat Autònoma, según los datos aportados por Jaime García de la Rosa, director comercial de la sociedad. En Balears, el ISBA SGR formalizó en 2015 avales por un importe total de 38,5 millones de euros, un aumento del 23% respecto al año anterior.

La mejora de la economía pitiusa y, por ende, de la confianza de los empresarios en el futuro a medio plazo queda patente en estos datos. En total, esa cantidad respaldada por el ISBA en las Pitiusas corresponde a 44 avales, dos más que los firmados en 2014. La media de cada operación en Ibiza y Formentera fue de 94.091 euros, 10.491 euros más de media que en 2014, un incremento del 12,55%.

Aún mayor fue el aumento registrado en los avales dados a emprendedores pitiusos. La Sociedad de Garantía Recíproca apoyó créditos por un importe total de 2,3 millones de euros, un 134% más que un año antes, 1,3 millones de euros más. Esa cantidad corresponde a 16 avales, dos más que en el ejercicio previo, que permitieron la creación de 81 puestos de trabajo, curiosamente cinco menos que en 2014 pese a que la cantidad invertida fue muy superior. En Balears se crearon 708 empleos con esas inversiones. En el caso de los emprendedores pitiusos, la media de cada operación avalada fue de 145.500 euros, más del doble que los 71.000 euros de 2014.

La morosidad, es decir, los avales fallidos, rondan el 9% en Balears, pero «están por debajo» del 5% en las Pitiusas. La de 2014 fue del 1,45%, la de 2013 del 1,28% y la de 2012 alcanzó el 3,1%.

75% de los proyectos aprobados
De todos los proyectos presentados al ISBA se aprobaron el 75%, «una media por encima, ligeramente, de la de Balears», según detalló García de la Rosa. La mayoría de los de las Pitiusas, un 32,6%, eran proyectos destinados a comercios, seguidos de los de transporte (23,7%), la mayoría «para comprar licencias de taxi», según el director comercial. El 15,56% de los proyectos estaban destinados a negocios relacionados con servicios, el 14% para bares o restaurantes, el 8,9% para hoteles o apartamentos, el 4,4% para industrias y el 0,75% para la construcción.

En la actualidad, el ISBA tiene 8.665 socios, de los que 1.017 son de Ibiza y Formentera, el 11,73% del total y una veintena más que en 2014.