El Instituto de Crédito Oficial (ICO) focalizó todos sus esfuerzos en 2020 en movilizar financiación hacia el tejido productivo para mitigar el impacto económico generado por la crisis del Covid-19, lo que se tradujo en la gestión de 302.534 millones de euros, el mayor volumen de su historia. Este importe supone un incremento del 40,7% respecto a un año antes, motivado fundamentalmente por la gestión de las Líneas de Avales puestas en marcha por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, de otros programas por cuenta del Estado y por el impulso a sus programas propios de financiación a autónomos y empresas para sus inversiones en España y en el exterior.

Medio: Europa Press