Kutxabank, Elkargi y Triodos Bank mostraron ayer a las empresas dedicadas a la cultura las opciones de financiación a las que pueden acceder en un encuentro organizado por el Departamento de Cultura del Gobierno Vasco y Elkargi para acercar a estas organizaciones las diferentes vías existentes. Y es que, tal y como expresó el encargado de negocio mayorista de Kutxabank, Jokin Perona, «el idioma de los profesionales de la cultura y el de los bancos no es similar. Nos cuesta entender los proyectos». En este sentido, el Gobierno Vasco pretende ir, según Clara Montero, directora de promoción de la cultura, «más allá del apoyo con dinero público y actuar como mediador para facilitar el acceso a la financiación del sector cultural».

En la conferencia, las tres entidades expusieron las diferentes alternativas disponibles en sus compañías. Iñaki Parada, subdirector territorial de Bizkaia de la sociedad de garantía recíproca Elkargi, explicó los diferentes tipos de avales que ofrecen y sus condiciones. En nombre de Kutxabank, Jokin Perona expuso los criterios de su firma para conceder la financiación, las condiciones y exhibió algunos ejemplos, aunque sin revelar la cifras ni nombres. La que sí reveló nombres, pero no cantidades –la Ley de Protección de Datos lo impide– fue Estíbaliz Carrasco, directora de zona del País Vasco de Triodos Bank, el banco ético. Al respecto destacó que cuentan con profesionales del sector, lo que les permite una mayor especialización. Citó, entre otras iniciativas, el largometraje ‘Amaren Eskuak’ (‘Las manos de mi madre’),de la productora duranguesa Baleuko, y la librería ANTI, situada en el bilbaíno barrio de San Francisco.