El Gobierno vasco ha anunciado la ampliación de su programa de financiación en 500 millones de euros, que se suman a los 1.000 millones aprobados en abril y mayo. Esta nueva línea, que también se canalizará a través de Elkargi, viene acompañada de una mejora de las condiciones de la que podrán beneficiarse los préstamos que se pidan ahora y los anteriores: así, el periodo de carencia aumenta de uno a dos años y el de amortización de cuatro a seis, con lo que plazo de devolución se puede extender a ocho años. Otra novedad es que se reservan 300 millones para la concesión ágil de entre 5.000 y 25.000 euros a los sectores más castigados por el Covid.

Medio: El Correo