Miguel Ángel Méndez Magán, pontino de nacimiento y actualmente, por razones del cargo, residente en A Coruña, es el director de Banca de Empresas del Banco Pastor para toda Galicia.

Mg_BANCO PASTOR

Miguel Ángel Méndez, Director de Banca Empresas

Se trata de un puesto de especial responsabilidad y relevancia, teniendo en cuenta la importancia que las pequeñas y medianas empresas tienen para esta entidad financiera, unas pymes por cuyo futuro apuestan desde el Pastor a través de diversas actuaciones y programas.

Tratándose de un banco, hay una pregunta obligada, teniendo en cuenta que todavía hay voces discrepantes respecto al tema ¿Cómo explicaría la importancia del saneamiento bancario?
Creo que esto era básico para el crecimiento de una economía, su sistema financiero tiene que estar en las mejores condiciones. Si es cierto que hay muchos factores que influyeron en la crisis, especialmente un exceso de confianza, para salir de ella es vital el saneamiento financiero. Lo que ha pasado es quizás más de lo previsto, porque ha desaparecido el sistema de cajas que, efectivamente, tenía cosas malas, pero también cosas buenas, porque cumplían una labor social muy importante y quizás es algo que, con el tiempo, echemos de menos. Lo que sí ha quedado es un sistema financiero muy eficiente. En un mercado tan competitivo, los que quedan es porque realmente tenemos propuestas de valor. Estamos hablando, a nivel nacional, de seis bancos, uno de ellos semipúblico, como es Bankia.

¿Qué posición ocupa el Banco Pastor en ese mapa financiero español?

Ha salido muy reforzado de la crisis tras su fusión con el Banco Popular. El Pastor tiene una tradición en Galicia de más de 200 años, con un conocimiento de la Comunidad muy importante, Y, por otro lado, el Popular aporta un modelo de negocio que en 100 años parece que ha dado muy buenos resultados, sobre todo en lo que respecta a las pymes. El Pastor, por cuota de mercado y por penetración, es el referente en Galicia como banco de pymes.

Hay un reciente convenio con Sogarpo de ayudas a las pymes. ¿En qué consiste?

Nosotros somos socios partícipes de Sogarpo e incluso hemos ampliado capital ahí. Consideramos las sociedades de garantía recíproca (SGR’s)unas herramientas muy importantes, muchas veces se queja la gente de que el crédito no llega todavía a determinadas iniciativas que carecen de ciertas garantías y creo que estas sociedades llenan muy bien esa posibilidad. Nosotros hemos firmado un convenio muy competitivo, en el que hemos incluido circulante, que es una de las carestías más importantes de nuestras pymes, porque hoy existe financiación básica para iniciar los proyectos, pero después, lo importante es tener dinero para seguir con ese proyecto empresarial, dinero para comprar, para exportar.

Otra de las líneas de actuación del Pastor para apoyar las iniciativas empresariales es un grupo de asesores personalizados y especializados.

Pastor y el grupo Banco Popular apuestan por la especialización, porque es el futuro de cualquier empresa; si no estás especializado, tu propuesta de valor se queda coja. Por eso tenemos dentro de la plantilla especialistas o gestores que están capacitados para trabajar con empresas de tamaño pyme, pero también tenemos gestores del sector agro. No hay que olvidar que hay un gran potencial en este sector agroalimentario, así que hemos formado a personas para atender a este tipo de negocio. Por último, contamos con personal especializado en negocio internacional.

ntentamos estar muy al día para conocer las necesidades y demandas de las empresas en su correspondiente sector y cubrir todas sus necesidades financieras. Para lanzar bien un proyecto es vital conocer el sector. Pero, junto con esto, lo que ofertamos es tener todo lo necesario para cumplir las necesidades financieras de esas empresas, por eso tenemos firmados convenios con el ICO, con el Igape, con la Empresa Nacional de Innovación o con la Compañía Española de Financiación y Desarrollo que permite acceder a canales de internacionalización, entre otros.

Otra de las apuestas del Banco Pastor es hacia los jóvenes emprendedores, con propuestas como los premios Galicia Spinoff.

El modelo de negocio tras la crisis ha traído cosas buenas y una de ellas es la cultura del emprendimiento, que lleva muchos años en otros países, mientras aquí se buscaban otras fuentes de trabajo. Ahora parece que repunta el emprendimiento, también unido a que la gente está más formada, en las universidades tiene un grado de conocimiento que les permite desarrollar proyectos propios. Con estos premios Spinoff, que se darán en noviembre, se pretende premiar proyectos nacidos en la universidad o fuera de ella y que parezcan interesantes. Lo que intentamos es estar desde un primer momento con ese emprendedor, con un desembolso económico pero también dando a conocer sus proyectos, porque hoy hay un gran número de inversores en toda Europa.
El Pastor está lanzando el slogan de “Hay crédito. Pídannos crédito».

Crédito hay y la evidencia es que nosotros, hasta mayo, hemos crecido en cuota de crédito. ¿Qué pasa? Que el crédito está llegando a proyectos que son viables y solventes; cuando el proyecto es fiable, el crédito llega.