Burgos recibió el pasado año del Banco Europeo de Inversiones (BEI) un importe de 16 millones de euros (16.069.802 E) en préstamos para la financiación de nueve proyectos con una inversión global de 25,7 millones (25.745.130 E). Esta cifra supone el 28,7% del total de los préstamos del BEI en Castilla y León y un 27,4% de la inversión global de la región, colocando a la provincia en el primer lugar del ranking autonómico, tanto por estos conceptos como por el número de expendietes que el BEI aprobó en 2014.

En el pasado ejercicio, el importe de los préstamos del Banco Europeo de Inversiones aumentó en Castilla y León un 12,4%, hasta alcanzar los 55,8 millones. Esta cantidad permitió cubrir parte de las necesidades de los proyectos para los que se concedieron, que fue de 94 millones, una cifra que, sin embargo, fue inferior a la de 2013 en un 5,3% (99,2 millones).

El BEI aprobó financiación para 35 proyectos, frente a once del pasado año. Destaca el sector agroalimentario, con siete expedientes y unas necesidades de 15,6 millones (16,6% del total), que recibió 9,1 millones en préstamos (16,4%), así como el químico-farmacéutico, que para 20,9 millones de inversión (22,3% del total) inyectó 11,4 millones para cinco proyectos, informa Ical.

También fue importante el ámbito de la automoción, que con sólo cuatro expedientes obtuvo 9,5 millones en préstamos para un gasto de 13,6; o el de los transformados del acero, con dos proyectos, diez millones en necesidades financieras y 6,3 millones en préstamos, el 63% de la inversión.

Según datos de la Junta que recoge Ical, se concedieron préstamos BEI en todas las provincias de Castilla y León, con una clara ventaja en concesión de préstamo de capital y expedientes la provincia de Burgos.

Le sigue Valladolid, con seis proyectos y una inversión de 19 millones de euros, que requirieron 10,4 en préstamos; Soria, que con cuatro expedientes obtuvo 10,4 millones en este tipo de créditos para una inversión total de 14,8; y León, con otros cuatro, además de 8,6 millones en préstamos para 15,9 de inversión.

Tras ellas, Segovia, con seis expedientes (7,4 millones en anticipos para inversiones de 11,9); Zamora, con dos proyectos (1,1 millones en préstamos y dos en inversión); Salamanca, con otros dos (888.500 euros para unas necesidades financieras de 1,5 millones); Ávila, con un proyecto valorado en 2,3 millones que se apoyó con 442.000 euros del BEI; y Palencia, con otro expediente presupuestado en 531.195 euros y ayudado con 371.800 en préstamos.

Por otro lado, la línea de préstamos de I+D de la ADE, con financiación del Ministerio de Economía y Competitividad, contó en 2014 con la aprobación de 20 proyectos, un 28,6% menos respecto a 2013, con un presupuesto total de 7,9 millones (39,1% menos) y 5,5 (39,1% de caída) de préstamo concedido. Con esta línea se aprobó la creación de ocho empleos, de los cuales dos son «altamente cualificados ligados a la I+D+i».

Además, la Junta, a través de la Agencia de Innovación, Financiación e Internacionalización Empresarial de Castilla y León, con la colaboración de Iberaval SGR, gestionó el programa ADE Financia, a través del cual se habilitan préstamos avalados para las pymes y autónomos para inversiones y capital circulante. El número total de proyectos aprobados en 2014 ascendió a 910, frente a los 508 de 2013, lo que supone un incremento del 79,1%. El importe de los préstamos alcanzó los 79,2 millones (62,3% más) y la bonificación de intereses fue de 5,4 millones (157,7% de subida).

El análisis provincial de los resultados muestra una elevada concentración de las operaciones en la provincia de Valladolid, con 178 expedientes, seguida de León (134), Burgos (121) y Salamanca (120). Las provincias con menor número de operaciones fueron Ávila y Zamora, con 59 y 38, respectivamente.