El sistema, no vinculante, determina que los saldos sin garantía tendrán que estar cubiertos al 100% a los dos años. El plazo será de siete años para los préstamos con garantía.

El Banco Central Europeo (BCE) ha establecido hoy las provisiones prudenciales que espera que creen los bancos para cubrir los préstamos dudosos nuevos.

El BCE informó hoy de que «las expectativas sirven como punto de partida para el diálogo supervisor» y no tienen carácter vinculante para las entidades de crédito que supervisa directamente.

Estas expectativas complementan las orientaciones cualitativas sobre préstamos dudosos publicadas el 20 de marzo de 2017 y se refiere a los préstamos clasificados como préstamos dudosos según la definición de la Autoridad Bancaria Europea a partir del 1 de abril de 2018.

Fuente: http://www.expansion.com