Al final de julio se cerró el plazo para sumarse al Código de Buenas Prácticas redactado por el Ministerio de Asuntos Económicos para marcar las normas que regularán las quitas y las refinanciaciones a empresas y autónomos que cuenten con préstamos avalados por el ICO. Un total de 102 entidades, las más importantes del sector y que representan el 98% de éste, se adhirieron a este acuerdo que busca ofrecer unas garantías a las empresas que se acojan a estos préstamos.

Medio: El Pais