Fuente: El Comercio.es

«La falta de garantías» se encuentra detrás de las dificultades a las que se enfrentan pymes y autónomos para lograr financiación en estos momentos. Así lo aseguró Jaime de Rábago, secretario general de SGR-Cesgar, la asociación que agrupa a las Sociedades de Garantía Recíproca en España, que fue el ponente de la primera sesión de los desayunos financieros que organiza la Federación Asturiana de Empresarios (Fade) con el patrocinio de SabadellHerrero.

De Rábago defendió que, aunque «el fin formal de la crisis» ha traído más liquidez, las pymes y autónomos «lo siguen teniendo muy difícil», sobre todo, cuando se trata del sector tecnológico. Según las encuestas que maneja, una de cada cinco empresas tiene necesidades de financiación, una proporción que se eleva a una de cada tres en el caso de las pymes. De ellas, dos tercios buscan ese crédito en los bancos, pero el 30% se queda sin él, debido a la falta de garantías.

Para terminar con ese círculo vicioso, De Rábago defendió el papel de las sociedades de garantía recíproca y pidió que se pongan en marcha políticas a largo plazo que permitan apoyar los mecanismos de respaldo a pymes y autónomos. «Es vital para el crecimiento económico y para salir de la crisis», apuntó De Rábago, que también recalcó que se debe mejorar «la cultura financiera de los jóvenes y los emprendedores».

Fuente: El Comercio.es